ABC del rotavirus

Redacción Mi salud es hoy (I)

Diarreas, fiebre, vómitos, son síntomas asociados con el rotavirus, un virus que ataca principalmente a niños pequeños, si bien los adultos también lo pueden padecer.

Cecilia Cedeño Rodríguez, médico, pediatra y nutrióloga del InterHospital de Guayaquil, explica las características, las consecuencias y los tratamientos indicados para este cuadro que, en caso de no atenderse apropiadamente, puede provocar inclusive la muerte.

¿Qué es el rotavirus?

Es un virus que causa infección gastrointestinal, es decir, gastroenteritis. Lo puede contraer cualquier persona, especialmente los niños menores de cinco años. Existe vacuna contra ello. La infección se caracteriza porque el niño presenta múltiples diarreas, vómitos y fiebre.

¿Qué complicaciones puede presentar?

Puede haber complicaciones si no es tratado a tiempo, especialmente si el niño no tiene la suficiente hidratación. Es algo que puede llevar al menor al hospital. Incluso, en ocasiones una diarrea es capaz de provocar el deceso del paciente si no es manejada oportuna y adecuadamente.

¿Qué tratamientos se recomiendan?

Como primera medida, hidratar al niño. Segundo, controlar la temperatura elevada –que en la mayoría de los casos ocurre–, puede ser con baños, con compresas o con remedios para bajar la fiebre (tipo paracetamol) que son ordenados por un médico de acuerdo con el peso del paciente. Luego, el niño debe tener una dieta libre de lácteos, pero sí debe comer. Si vomita, entonces las cosas se hacen un poquito más difíciles y debe ir al hospital para hidratarse. Se pueden recetar probióticos para evitar la pérdida mayor de flora intestinal que se da en casos de diarrea. 

Contagio, diagnóstico y síntomas

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos señalan que el rotavirus –la principal causa de diarrea en niños menores de cinco años en el mundo– se contrae por vía fecal-oral y se transmite especialmente por el contacto directo entre personas, por el consumo de agua o alimentos contaminados, o por el contacto con objetos o superficies comprometidos.

El organismo detalla que el diagnóstico se realiza mediante una muestra de heces y que el tiempo de incubación de este cuadro es de alrededor de dos días. Incluye los siguientes síntomas:

  • Micción con menor frecuencia
  • Resequedad de boca y garganta
  • Mareos
  • Llanto seco o con pocas lágrimas
  • Somnolencia o irritación 

Una vez que ya se desarrolla la enfermedad, el niño presentará vómitos, fiebre y diarrea entre tres y ocho días. También puede tener dolor de abdomen, deshidratación y falta de apetito.

Vacuna e inmunidad

Los CDC aclaran que la enfermedad por rotavirus se puede contraer en más de una ocasión, ya que ni la vacuna, ni una infección previa, ofrecen suficiente inmunidad como para prevenir contagios futuros.

Datos clave

Entre el 2013 y 2017, se estima que entre 122 mil y 215 mil niños fallecieron anualmente debido al rotavirus, lo que representa una disminución del 59-77 % desde el año 2000, reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La institución refiere que prácticamente cada niño menor de cinco años en el mundo ha sido víctima de rotavirus al menos una vez en su vida, colocando a la primera infección antes de los tres años de edad.

 

Fuentes:

Dra. Cecilia Cedeño Rodríguez, médico, pediatra y nutrióloga. InterHospital, Guayaquil. Telf. 04-6017777.

https://www.cdc.gov/rotavirus/clinical-sp.html

https://www.paho.org/es/temas/rotavirus

https://cdn.who.int/media/docs/default-source/immunization/position_paper_documents/rotavirus/rotavirus-summary-23july-2021.pdf?sfvrsn=8c06e9d8_7

 

Perspectivas:

  • El rotavirus es un virus que produce gastroenteritis y es la principal causa de diarrea en niños menores de cinco años en el mundo.
  • Se contrae por vía fecal-oral y provoca diarreas, fiebre y vómitos, entre otros síntomas.
  • Los tratamientos clave son una correcta hidratación y alimentación, así como el control de la fiebre y de los vómitos.
  • Si la diarrea no es atendida apropiadamente, puede causar incluso la muerte del niño.
  • Ni la vacuna, ni una infección previa, generan suficiente inmunidad para prevenir contagios futuros.
  • Entre el 2013 y 2017, entre 122 mil y 215 mil niños fallecen anualmente debido al rotavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta institución refiere que prácticamente cada niño menor de cinco años en el planeta ha sido víctima de este virus al menos una vez.