Dolor y depresión: ¿están relacionados?

Redacción Mi salud es hoy (I)

Aproximadamente 280 millones de personas –o el equivalente al 3,8 % de la población del planeta– sufren de depresión, según las estimaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El impacto de esta enfermedad va más allá del ámbito mental ya que, en ocasiones, incluso llega a causar dolores físicos y problemas de salud diversos. Según este organismo, por ejemplo, puede producir males cardiovasculares.

Es por este motivo que la depresión no debe abordarse solo con el apoyo de un psicólogo y un psiquiatra, sino también de un médico, explica la psicóloga clínica guayaquileña Jessica Loor.

“El estado de ánimo afecta directamente al sistema nervioso central. El sistema digestivo está también muy conectado con el sistema de emociones, con el tema de las sensaciones. Entonces, si estamos con una tristeza profunda, hemos bajado nuestra actividad física, dejamos de comer o tenemos otros síntomas, empezaremos a sentir afectaciones en nuestro organismo que pueden llegar a ser agudas si no las atendemos”, afirma.


Síntomas

De acuerdo con la especialista, entre los primeros síntomas físicos que pueden aparecer como producto de una depresión están:

  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Dolores de barriga
  • Dolores intestinales
  • Retortijones

Los expertos mundiales señalan que a veces el dolor físico profundiza aún más el cuadro depresivo, mientras que en otros casos es la depresión la que empeora los malestares del organismo.

Quienes padecen de dolores crónicos, como problemas de espalda, por ejemplo, experimentan múltiples síntomas que son capaces de llevarlos a una depresión, como pueden ser la falta de sueño, el estrés o la ansiedad.

Otros riesgos

Una persona con depresión puede dejar de comer o alimentarse de manera compulsiva, lo cual generará carencias y deficiencias nutricionales, así como la posibilidad de desarrollar enfermedades como obesidad, diabetes tipo 2 o hipertensión.

El estrés y la ansiedad que experimenta la persona puede aumentar el ritmo cardíaco y generar problemas en los vasos sanguíneos, con el consiguiente riesgo de aparición de dolencias cardíacas.

Al estrés también se le atribuye, además de los dolores de cabeza, los dolores musculares en diversas partes del cuerpo.

Tratamientos integrales

Como mencionaba Jessica Loor, el enfoque de tratamiento para impedir que la depresión provoque dolores o molestias físicas es integral al involucrar psicólogo, psiquiatra y médico, quienes podrán recomendar:

  • Psicoterapia
  • Medicación antidepresiva
  • Técnicas que contribuyan a reducir el nivel de estrés, como ejercicios y deportes, meditación, entre otras

 

Fuentes:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/expert-answers/pain-and-depression/faq-20057823

https://blogs.upn.edu.pe/salud/2017/10/17/como-afecta-la-depresion-a-tu-cuerpo/

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression

 

Perspectivas:

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 280 millones de personas sufren de depresión.
  • El impacto de esta enfermedad va más allá del ámbito mental ya que puede causar dolores físicos y problemas de salud como: dolores de cabeza, de barriga, intestinales y musculares; retortijones, obesidad, diabetes tipo 2, hipertensión, dolencias cardíacas, etc.
  • Es por esto que la depresión no debe abordarse solo con el apoyo de un psicólogo y un psiquiatra, sino también de un médico.
  • Los especialistas podrán recomendar: psicoterapia, medicación antidepresiva o técnicas para reducir el estrés, como ejercicios, meditación, entre otras.