Estreñimiento infantil: cuando ir al baño es un tormento

Redacción Mi salud es hoy (I)

Se suele creer que el estreñimiento se define exclusivamente por la cantidad de veces que una persona va al baño. En realidad, este cuadro que se presenta en niños, adolescentes y adultos debe cumplir con otros requisitos específicos para catalogarse como tal, de acuerdo con la doctora Cecilia Cedeño Rodríguez, médico, pediatra y nutrióloga del InterHospital de Guayaquil.

La experta detalla que las características a considerar para diagnosticar el estreñimiento son:

  • Que las evacuaciones no sean a diario, ni frecuentes
  • Que el bolo fecal o las heces sean duras y gruesas
  • Que el bolo fecal o las heces causen molestias al evacuar

En los niños, la mayoría de los casos se pueden controlar sin problemas, de acuerdo con la pediatra; con la única excepción de quienes presentan megacolon, es decir, los niños que nacen con el colon dilatado.

Causas

Algunas causas posibles para el estreñimiento infantil son:

  • No consumir suficientes alimentos ricos en fibra a diario
  • No hidratarse adecuadamente
  • Sentirse presionado o ser interrumpido constantemente mientras entrena para dejar el pañal o cuando ya aprende a ir al baño solo
  • Aguantarse las ganas de ir al baño o negarse a ir por el dolor que le causa el estreñimiento
  • Sentir estrés o preocupación por una situación nueva, como puede ser el arribo de un hermanito o un cambio de guardería

Tratamientos y manejo adecuados

Es fundamental acudir de inmediato a un especialista ya que mientras más temprano se traten los malestares, más rápido se superarán, si bien hay que considerar que el tratamiento puede tardar meses. Cualquier medicación irá de acuerdo con la edad del pequeño.

En cuanto a prevención y control, la doctora Cedeño explica que una alimentación adecuada es la principal herramienta para combatir el estreñimiento infantil.

“En la primera infancia, o sea, desde que el niño nace, la alimentación con leche materna es clave. Luego, al introducir los alimentos, estos deben mantener cantidades de fibras adecuadas, como frutas y vegetales con cáscara. Y a medida que va creciendo, va cambiando la alimentación. Al niño debe enseñársele tempranamente a tener rutinas para que la evacuación sea de manera frecuente y ordenada”, dice.

Una dieta infantil debe ser siempre rica en fibra. Otras recomendaciones tienen que ver con llevar un estilo de vida saludable, como tomar muchos líquidos, hacer ejercicios y tener rutinas establecidas en casa.

Complicaciones

A veces, un estreñimiento puede dar pie a una impactación fecal (masa de heces duras y secas que no puede salir del colon o del recto), asevera la pediatra Cecilia Cedeño.

“En muchas ocasiones las impactaciones fecales son confundidas con otros tipos de diagnósticos y llegan a cirugía; pero los médicos diagnosticamos mediante radiografía de abdomen y sabemos cuándo se puede considerar que el niño tiene una impactación, más otros síntomas clásicos que descarten infección”, expresa.

 

Fuentes:

Dra. Cecilia Cedeño Rodríguez, médico, pediatra y nutrióloga. InterHospital, Guayaquil. Telf. 04-6017777.

https://www.nhs.uk/conditions/baby/health/constipation-in-children/

 

Perspectivas:

  • Las características para diagnosticar el estreñimiento son: que las evacuaciones no sean a diario, ni frecuentes; que las heces sean duras, gruesas, y que causen molestias al evacuar.
  • Algunas causas posibles para el estreñimiento infantil son: no consumir suficientes alimentos ricos en fibra, no hidratarse bien o sentir preocupación por una situación nueva, como el arribo de un hermanito.
  • Cualquier medicación indicada por el médico irá de acuerdo con la edad del niño.
  • Una alimentación adecuada y rica en fibra es la principal herramienta para prevenir y controlar el estreñimiento infantil.
  • Otras recomendaciones tienen que ver con llevar un estilo de vida saludable, como tomar muchos líquidos, hacer ejercicios y tener rutinas establecidas en casa.
  • Un estreñimiento a veces puede dar pie a una impactación fecal (masa de heces duras y secas que no puede salir del colon o del recto).