Fascitis plantar: ese dolor cuando te pones de pie

Redacción Mi salud es hoy (I)

“La inflamación (itis) de la fascia plantar ocurre cuando se lesiona este tejido elástico que, a manera de abanico, va desde el calcáneo (talón) hasta el metatarso (base de los dedos) formando en arco plantar”, explica el doctor Raúl Chimbo, traumatólgo ortopedista, sobre qué es la fascitis plantar. El especialista guayaquileño afirma que son varios los factores que la pueden inflamar, entre ellos pie plano, pie cavo, calzado inadecuado, obesidad, saltos continuos, impacto y caminatas forzadas.

El diagnóstico

La fascitis plantar, generalmente, causa un dolor punzante en la planta del pie, cerca del talón. Casi siempre, el dolor es más intenso al dar los primeros pasos después de despertarse, aunque también puede desencadenarse por estar de pie durante mucho tiempo o al levantarse después de estar sentado. Acudir a un especialista, un traumatólogo ortopedista, es de suma importancia para que pueda estudiar y establecer el tratamiento personalizado y no es necesariamente el mismo manejo para todos.

¿La fascitis está ligada a la obesidad?

El doctor Chimbo sostiene que la obesidad es un agravante que acelera la presentación del dolor en las personas que, además, tienen alguno de los factores predisponentes para desarrollar una fascitis plantar. “La persona con sobrepeso somete a mayor esfuerzo de carga de peso con cada paso que da al caminar y esto sobrecarga de trabajo a la fascia plantar ya lesionada, pues la tensiona, la desgarra y la inflama de manera constante cada vez que da un paso”.

Con el tiempo, esta inflamación se vuelve crónica y repetitiva, y basta con que el paciente se ponga de pie, para que la acción de su peso afecte la tensión del arco plantar y vuelva a lesionar la fascia y se convierta en un círculo vicioso de tensión-inflamación-dolor.

¿Qué hacer?

Quitar el dolor con medicamentos es fácil, pero dura solo el tiempo de acción del analgésico o antiinflamatorio.   “Lo importante no es solo aliviar el síntoma, sino más bien lograr que este no vuelva y esto solo se logrará cuando el tratamiento va focalizado a tratar el origen del problema y no solo las consecuencias (dolor, inflamación y cojera)”.

A continuación, algunos consejos para reducir el dolor de la fascitis plantar.

  1. Dieta adecuada. Mantener un peso saludable ayudará a evitar este molestoso dolor.
  2. Zapatos correctos. Adquiere calzados con buen apoyo, como tacones bajos, y plantillas ortopédicas y amortiguación adicional. No es recomendable usar zapatos planos ni caminar descalzo. Además, evita los zapatos deportivos desgastados.
  3. Practicar un deporte de bajo impacto, como nadar o andar en bicicleta, sería de ayuda.
  4. Uso de hielo. Aplicar una bolsa de hielo cubierta de tela sobre el área dolorida, durante 15 minutos, por tres o cuatro veces al día puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

Fuentes:

Dr. Raúl Chimbo Jurado, traumatólogo ortopedista. Teléfono: 0985678984. Omni Hospital, torre 1, consultorio 716. Guayaquil

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/plantar-fasciitis/symptoms-causes/syc-20354846

 

Perspectivas

  • Son varios los factores que pueden inflamar la fascia plantar, entre ellos pie plano, pie cavo, calzado inadecuado, obesidad, saltos continuos, impacto y caminatas forzadas.
  • Acudir a un especialista, un traumatólogo ortopedista, es de suma importancia para que pueda estudiar y establecer el tratamiento personalizado y no es necesariamente el mismo manejo para todos.
  • La obesidad es un agravante que acelera la presentación del dolor en las personas que, además, tienen alguno de los factores predisponentes para desarrollar una fascitis plantar.