Tomar vitamina D es esencial durante el embarazo

Redacción Mi salud es hoy (I)

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud en todas las etapas de la vida, especialmente durante el embarazo. La falta de esta vitamina puede provocar complicaciones durante la gestación, de acuerdo con una revisión de estudios realizada por la ONG Cochrane.

En contexto, la vitamina D debe ser consumida en todas las edades pues contribuye a la salud de los huesos, a la contracción muscular, a la conducción nerviosa y a la función celular en general. Este nutriente se obtiene de tres fuentes: el sol, los alimentos y los suplementos dietéticos.

¿Cómo obtener vitamina D?

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel descubierta se expone al sol, se explica en un documento en línea del Instituto Nacional de Salud de EE.UU. Sin embargo, algunos médicos en Ecuador prefieren no recomendar la toma de sol, y menos a mujeres embarazadas, debido a los altos niveles de radiación en el país. “Es un tema delicado porque la exposición a alta radiación produce cáncer de piel”, explica la gineco-obstetra Johanna Palacios.

En cuanto a alimentos, los pescados grasos como el salmón o el atún son una buena fuente de Vitamina D. Cada vez son más comunes los alimentos fortificados con este nutriente, como la leche o los cereales de desayuno. De todas formas, Palacios opina que es necesario que la población ecuatoriana, y principalmente las mujeres que planifican embarazarse o están embarazadas, suplemente su ingesta de esta vitamina.

¿Por qué se recomienda que las embarazadas tomen vitamina D?

Las bajas concentraciones de vitamina D en la sangre de las embarazadas se han asociado con complicaciones del embarazo, se lee en la revisión de Cochrane.

Como se mencionó anteriormente, la administración de suplementos de vitamina D durante la gestación puede reducir el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y el riesgo de tener un recién nacido con bajo peso. El consumo de vitamina D también puede reducir el riesgo de hemorragia materna posparto grave.

Además, el embarazo es una etapa de mucha demanda para el cuerpo de la mujer. Esta etapa puede provocar descalcificación de la madre, por lo que el consumo de vitamina D, que contribuye a la absorción de calcio, es esencial.

¿Cuánta vitamina D necesitan las gestantes?

La medida normal de vitamina D en la sangre debe estar entre los 30 nanogramos por mililitro (ng/mL) y los 50 ng/mL, de acuerdo con el sitio web Medlineplus. Lo ideal, dice Palacios, es que las mujeres que planifican un embarazo o las que ya están embarazadas se realicen el examen 25-hidroxi vitamina D, que sirve para medir los niveles de vitamina D en el cuerpo. Con esta información, el especialista podrá recetar una dosis de suplementación adecuada. Actualmente, existen tratamientos de dosis semanales que facilitan la toma y adherencia al tratamiento.

Fuentes
Gineco-obstetra Johanna Palacios / 0995291227 / IG @ginecologa.johannapalacios
https://www.cochrane.org/es/CD008873/PREG_la-administracion-de-suplementos-de-vitamina-d-es-beneficiosa-o-perjudicial-para-las-mujeres-durante
https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol.pdf
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003569.htm