Estos malos hábitos pueden provocar enfermedades del corazón

Quedarse en casa y ver una película mientras comemos frituras parece un buen plan. Sin embargo, el sedentarismo y la mala alimentación están causando que cada vez más ecuatorianos sufren de enfermedades del corazón.

Cada año, al menos uno de cada cuatro decesos en el país se debe a enfermedades cerebrovasculares, hipertensivas, isquémicas del corazón, insuficiencia cardiaca, paro cardiaco, entre otras dolencias cardiovasculares. Aunque en el 2020 causaron más muertes (13.5%) que el covid-19 detectado (13.4%), evitarlas sí es posible.

Las enfermedades del corazón se deben a varios factores, principalmente, el mal estilo de vida.

– Ernesto Peñaherrera / Jefe del Servicio de Cardiología

Ernesto Peñaherrera Patiño, Jefe del Servicio de cardiología del Hospital Luis Vernaza, explica que las enfermedades del corazón se deben a varios factores, principalmente, el mal estilo de vida.

Pero, ¿qué es tener un mal estilo de vida? En cuanto a alimentación, se refiere al consumo habitual de productos procesados, comida rápida, frituras y otros alimentos altos en grasas saturadas, azúcar y harinas refinadas.

El especialista recomienda consumir al menos tres raciones de pescado a la semana y cinco porciones de frutas y vegetales al día. Además, sugiere agregar a la dieta grasas saludables, como el aceite extra virgen o el aceite de oliva. “Las dietas mediterráneas han mejorado mucho la salud cardiovascular”, dice.

El consumo de tabaco y de alcohol también influye en la salud del corazón. Peñaherrera, quien también es Presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Guayas, advierte de los peligros que enfrentan los fumadores pasivos, es decir, quienes conviven con fumadores.

El tercer punto del mal estilo de vida es el sedentarismo. Debe realizarse 150 minutos de ejercicio a la semana. Empezar con actividades de bajo impacto, como la caminata. “El yoga, la meditación, el tai-chi y el chikun son terapias aprobadas para pacientes con hipertensión arterial”, indica.

Las medidas anteriores deben contribuir a mantener peso, índice de masa muscular e índice de cintura en rangos normales y saludables.

El control médico también es importante. Anualmente, es necesario realizarse exámenes de perfil lipídico y medirse la glucosa, en no diabéticos (los diabéticos deben hacerlo a diario). Asimismo, las personas sin diagnósticos previos deben tomarse la presión y la oxigenación al menos dos veces al año.

“Son enfermedades silenciosas”, advierte el especialista, “no causan ningún síntoma, sino hasta cuando el paciente está muy comprometido”. Un fuerte dolor en el centro del pecho, falta de aire y disminución importante de la capacidad funcional son algunas de las señales de alerta.